TILIA: El Árbol de la Vida

caballos

La vida en Mendoza es calma. Los que trabajan en el viñedo van en bicicleta hasta las fincas, cultivan sus propias frutas y verduras y cuidan los árboles alrededor de sus casas.

caballos

El clima seco y el suelo desértico resultan ideales para el cultivo de la vid y de uvas, frutas y vegetales de gran concentración y sanidad.

caballos

En nuestro clima, para poder sobrevivir, los árboles, al igual que los viñedos, deben ser cuidados por personas o familias.

caballos

El árbol Tilia, con cuyas hojas se elabora un té de cualidades calmantes, representa el lado espiritual que caracteriza a la vida de las zonas rurales de Mendoza.

Viñedos

Región Este

Está situada a 129.5 km al sureste de la ciudad de Mendoza, a una altura entre 590 y 652 msnm. Compuesta por departamentos tales como San Martín, Junín y Rivadavia, es una de las regiones vitícolas más antiguas y tradicionales de Mendoza.

Al igual que el resto de la provincia, la Zona Este es un verdadero desierto, que recibe 8" de lluvia anuales. La necesidad de riego se cubre gracias al agua de deshielo de la Cordillera de los Andes, que es traída hacia la zona por el Río Tunuyán.

Para los vinos Tilia, se efectúa un estricto control del riego por goteo, permitiendo manejar el volumen de agua en cada planta y tener así una gran eficiencia de riego. Las familias de agricultores que trabajan nuestros viñedos saben emplear el riego para maximizar la calidad. El agua es tan valorada en Mendoza que los viñateros cuidan celosamente cada gota de agua de los viñedos.

El clima desértico implica un total de 330 días soleados por año. En la Zona Este se emplea el sistema de conducción por espaldero. El equipo de Tilia ha trabajado con los agricultores para desarrollar nuevas densidades de plantación y rendimientos más bajos, con el fin de incrementar la concentración e intensidad de sabores.

Las uvas de la Zona Este presentan intensos sabores a fruta madura, un excelente paladar medio y buena profundidad y concentración.

vineyards
vineyards

Región Valle de Uco

Situada a 100 kms al sur de la ciudad de Mendoza. A una altura entre 900 y 1.210 msnm, comprende principalmente el departamento de San Carlos y Tupungato. Esta zona es considerada una de las mejores zonas vitícolas de Mendoza.

La altura se traduce en temperaturas más bajas, obteniendo mayor intensidad aromática y niveles más altos de acidez, otorgando a los vinos equilibrio y frescor.

La Región Sur también es un desierto irrigado por el Río Tunuyán. Sin embargo, muchos de nuestros agricultores utilizan el sistema de riego por goteo, que permite un control sumamente estricto y preciso.

Los agricultores de Tilia emplean el sistema de conducción por espaldero, para una mejor exposición de las uvas al sol. Esto es de vital importancia para la intensidad aromática de nuestros vinos.

Las uvas de la Región Sur presentan un perfil aromático intenso y complejo y otorgan un atractivo frescor a los vinos Tilia.

Región Centro

Situada a unos 20 km al sur de la ciudad de Mendoza, a una altura de 800 a 1000 mts, comprende principalmente el departamento de Lujan de Cuyo y Maipú. Es la zona donde se encuentran los viñedos más antiguos destinados tradicionalmente a elaborar los vinos de alta calidad. Los suelos aluvionales con subsuelo pedregoso, pobre en materia orgánica, con presencia de limos y arcillas, sumado al clima continental con grandes amplitudes térmicas imprimen a los vinos una pronunciada intensidad y sobresalientes colores violáceos y aromas a ciruelas maduras y especias. Toda esta región es irrigada con las aguas del Rio Mendoza.

vineyards

Enólogo

Leopoldo Kuschnaroff

Nacido en una familia de agricultores de descendencia ucraniana en Mendoza, Argentina, Leopoldo es un verdadero hijo de la región vitivinícola.

Se graduó en viticultura en 2006, luego siguió con un master en enología en la prestigiosa Universidad de Cuyo. Perfeccionó sus conocimientos en los Estados Unidos y regresó a Argentina para unirse a Bodegas Esmeralda en 2008, donde exploró diferentes áreas vitivinícolas del país. Después de unos años, se hizo cargo de la gestión de la bodega.

La filosofía y el objetivo principal de Leopoldo como enólogo es hacer que los vinos reflejen el terroir, un desafío que le permite experimentar con los diferentes microclimas de Argentina, perfeccionando vinos que son verdaderamente representativos de sus regiones.

leopoldo